Blogia
R I O B I B Í - L I T E R A R I O

Aquella madrugada

Aquella madrugada el hombre consideró que la vida pasa como un relámpago y que la pequeñez humana se asemeja a la cabriola efímera de fuego fatuo.
Pensó que debió darse cuenta cuando bebió licor con entusiasmo y el vaho de la muerte apareció delante de sus ojos como caballo impetuoso que se oculta en la niebla.
Entonces recordó que al caerse de bruces en la calzada ya no era él, sino que su desgracia se había convertido en una botella de ron blanco hecha añicos en el silencio de la noche oscura.

Antonio Ramírez Córdoba
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres