Blogia
R I O B I B Í - L I T E R A R I O

TESTIMONIOS DEL POETA

Por: Yasmín Porrata Morán

Desde que tiene uso de razón ha estado unido a las letras con unos lazos tan fuertes que no podrán romperse jamás. Es tanto así que su comienzo dentro del mundo de las comunicaciones, donde se ha destacado por más de 20 años, surge de su amor por la literatura. Ante la consabida pregunta: “¿cómo comenzó todo?”, sus ojos de mirar sereno se pierden en la lejanía y parece transportarse a otra época. “Comienzo (en las comunicaciones) en la Escuela Superior de Utuado donde participé de un primer grupo de lectura. De ahí surgió la publicación de un periódico llamado El vocero estudiantil.”
El poder expresar ideas de un modo diferente que sentó pautas, ser ingenioso y distinto han sido su norte en el camino a través de este mundo informático. “Trabajé varios años en los Cuerpos de paz (Peace Corps) y aprendí muchas cosas que estimularon en mí otros intereses.” Para la década del 70 estaba en Utuado desempleado hasta que don Benito Martínez, para ese tiempo dueño de WUPR, Éxitos 1530, la única emisora radial utuadeña, lo llamó para hacer un programa. “Hice uno de noticias que duró dos años. Luego estuve siete u ocho (años) más en la emisora.” Su voz fuerte y decidida nos levantaba temprano toditas las mañanas para ir a la escuela puesto que condujo un programa matutino de noticias y entrevistas. “Me he mantenido en el periodismo entrando y saliendo. También trabajé por mi cuenta en Prensa Asociada (AP, por sus siglas en inglés) por cinco años. A las tres o cuatro de la mañana ya estaba en el Cuartel (de policía), recopilaba noticias y a las 5:30 de la mañana ya dictaba por teléfono más de seis”, comenta.
Todo no ha sido radio en la vida de Ángel Maldonado. También incursionó en el periodismo escrito. Se destacó en el rotativo Visión de Mayagüez y ocasionalmente recibe asignaciones de Luis Curbelo, dueño del informativo arecibeño Agrotemas. Su talento y el don que posee para expresarse con claridad también son apreciados por sus compueblanos. Por lo tanto, cuando Aminadab (Ami) Lugo González, periodista radial de nuestro pueblo quiso fundar un rotativo local, lo buscó. “Le ayudé a Ami dentro de Crónica de la Montaña.” Lamentablemente el proyecto solamente duró un año.
En estos momentos se destaca dentro de Correo de la Montaña, un informativo regional que cubre noticias y eventos de la zona central de la Isla. Allí es redactor, artista gráfico, diseña anuncios... lo abarca todo. “Hace más de un año y medio Rafy Juarbe y yo montamos este periódico. Surgió (la idea) de una urgencia que hay de comunicar unos problemas utuadeños y de la montaña, de manifestarlos por escrito, de que queden como testimonio.” La idea del nombre de este periódico fue sugerencia de su amigo Juarbe, quien tomó como modelo al famoso periódico italiano Il corriere della sera (El correo de la tarde). En estos momentos sus funciones dentro de este rotativo cambiarán puesto que adquirió otros dueños. “Antes lo hacía todo yo desde mi casa. Ahora será más formal, la redacción de un lado y la producción y mercadeo del otro.” Sin embargo, aún cuando se alteren algunos formatos confía en que los residentes de la zona central sigan sintiéndose identificados con el mismo. “A la gente le gusta, lo aprecian y están pendientes de que salga.”
El periodismo noticioso, aunque es el que más vigencia tiene en nuestra área geográfica, “aquí no es un medio para vivir”, indica en un dejo de tristeza. No obstante, lo practica y lo hará siempre aún cuando su sueño es ser otro tipo de reportero. “Hacer periodismo cultural, reseñas de libros, de exposiciones de arte, entrevistar a artistas... eso es lo que me gustaría hacer, pero en Puerto Rico no hay mucho espacio para eso. Sí lo hay para el periodismo farandulero que la gente lo confunde con cultura.” Ya probó el dulce sabor de hacer este tipo de escrito pues fue el creador de Arcadiana. “Fue una de las primeras revistas literarias puertorriqueñas en la red (cibernética). El Nuevo Día la seleccionó como una de las mejores revistas literarias de Puerto Rico”, expresa con profundo orgullo.
A pesar de que por más de 20 años ha hecho labores periodísticas y de relaciones públicas, el motor que mueve su vida siempre ha sido la literatura, en especial, la poesía. Contrario a otros que ven este género como un pasatiempo, para Ángel es su verdadera vocación. “Nunca será un pasatiempo, nunca. Es hasta doloroso leerla, escribirla. Para mí es el género más difícil por ser el más íntimo, menos social y que mejor traduce ese tránsito del hombre entre ángel y demonio, entre lo claro y lo oscuro, entre lo perverso y lo sano”, filosofa. Añade: “La poesía tiene la virtud de ser lo más puro dentro de la literatura porque no depende de las leyes del mercado. Nadie escribe poesía para vivir”.
Como poeta, ha sido reconocido dentro y fuera de Puerto Rico. Ha recibido galardones en Brasil y en España. “Precisamente en España, gané un premio. En Boston van a incluir un poema mío en una antología internacional de poemas de amor. También dos veces me han dado premios en certámenes del Ateneo de Ponce”, comenta con sencillez. Escribir poesía es su mayor satisfacción y lo hace desde sus años de adolescente en la escuela superior. “Publiqué en Guajana, revista literaria de la época del 60. Luego en Ventana, dirigida por José Luis Vega. Hace como cinco años la Revista de Estudios Generales de la Universidad de Puerto Rico publicó un libro mío que ahora también está en internet. Mis publicaciones están dispersas en obras en España y Latinoamérica.”
Habla con profundo entusiasmo sobre El país de los tuertos, revista de humor negro, creada por él y los también poetas Reynaldo Marcos Padua y Salvador Villanueva. “Rompía con la tradición de las cosas bellas para cantar lo oscuro, hablar de lo soez y lo misterioso. Atrajo el interés de escritores que hoy son muy reconocidos como Luis López Nieves, Olga Nolla y Rosario Ferré quienes publicaron también en nuestra revista.”
En estos momentos este incansable creador labora como Oficial de Comunicaciones a la vez que dirige la Oficina de Ex alumnos e Intercambio estudiantil dentro de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Utuado. Desde allí también promueve en los más jóvenes el amor por la literatura. Por eso no pudo negarse cuando lo exhortaron a formar parte de un nuevo movimiento estudiantil. “Estoy prejuiciado a favor de los que leen. Con los estudiantes fundamos la asociación Escritores al desnudo. Soy su consejero. Ya celebramos una lectura de poesía y se llenó.” A la misma también asistió gente de la comunidad. “Quiero imponer en esta universidad una costumbre muy buena que se hace en el Jardín Botánico, Ecocultura, que lleva poesía, música y literatura al aire libre.” Áreas verdes para escenificar este intercambio cultural es lo que le sobra al recinto utuadeño puesto que cuenta con 118 cuerdas de terreno.
En el plano personal, sus planes inmediatos son dar los últimos toques a su libro de poemas, Viaje desde el olvido y a uno de cuentos, El minutero y otros microrelatos que espera publicar este año. “Tengo como siete u ocho libros de cuentos, ensayos y poesía. Quiero publicar mucho trabajo que tengo disperso. También pienso adaptar un cuento a una obra teatral. Esto me lo encomendó Pedrito Santaliz.”
Maldonado también ha estado vinculado al cine. Para la década del 80 fue el responsable de elegir el texto que se iba a adaptar a guión para un proyecto del productor chileno-canadiense Jorge Fajardo. De esa unión salió la película Le père Betanzos (1984), adaptación de un cuento de Vicente Palés Matos. Trata sobre una leyenda indígena. Fue filmada totalmente en Utuado donde hubo la fusión de utuadeños sin experiencia en la actuación como mi abuelo, José Antonio Morán, hasta actores de renombre como Vicente Castro. La película se exhibió en Utuado, en WIPR ahora TUTV Canal 6, en Canadá y en Europa. Fajardo también ha hecho películas en China por lo que es un honor que haya elegido a la Ciudad del Viví como uno de los escenarios para realizar sus obras.
Como si todo lo anterior no fuese suficiente, Ángel ha incursionado en la redacción de guiones de cine. “Es un género que me gustaría explorar más a fondo.”
Una vez concluidas estas palabras, su mirada se detiene en un punto en el infinito y permanece callado por unos instantes. ¿Quién sabe? Tal vez concebía un nuevo proyecto literario. Así es este incansable utuadeño: trabajador, polifacético, aventurero, de mirar sereno y voz grave, para quien la curiosidad literaria y el amor por todas las manifestaciones del arte no tiene límites. “La poesía y la literatura en general son para mí una terapia necesaria, parte de la vida.” /La autora es periodista puertorriqueña. Tomado del periódico El Informador Utuadeño, como parte de la Tesis de Maestría en Periodismo en la Universidad del Sagrado Corazón, San Juan, Puerto Rico.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres