Blogia
R I O B I B Í - L I T E R A R I O

Vientos de Cambio: Memorias de Rafael Hernández Colón

Por Ángel Maldonado Acevedo

El período de mediado de los años 60 y comienzos del 1979 estuvo marcado por episodios, personas y realidades que marcaron profundos cambios en todo el mundo. Revuelta estudiantil, radicalismo de la lucha independentista, mayor conciencia por el deterioro y la destrucción del ambiente y la pérdida hegemónica de algunos poderes políticos. El clima social de Puerto Rico vivió acontecimientos como los citados, pero el fenómeno que ha tenido un efecto mayor en la vida política ha sido, sin dudas, el fin de la era de Luis Muñoz Marín y la pérdida de la hegemonía del PPD como partido que controló el poder en el país desde comienzos de la década de los años 1940. Hubo ciertamente vientos de cambio en ese Puerto Rico en el cual entra Rafael Hernández Colón como uno de lo principales protagonistas de nuestra historia contemporánea. Vientos de cambio, es el testimonio de ese hombre, sus luchas, sus esperanzas, su ascenso al poder y sus frustraciones. Es un relato ameno, escrito con una voluntad de realismo y de decir toda la verdad, matizada con muchas citas y recuerdos, por personajes que entran y salen de la escena política, por un mundo de hegemonía que se derrumba y el nacimiento de nuevas formas de hacer política. Es una lectura grata, además de aleccionadora.

Vientos de cambio recoge la entrada a la vida pública en 1964 hasta el 1972 cuando fue electo a la gobernación de Puerto Rico en en el primero de sus tres cuatrienios. Es un período de cambios significativos en Puerto Rico que ocurren paralelamente a las grandes transformaciones sociales que se estaban dando tanto en el mundo europeo como americano.

El libro es también el camino en ascenso de un joven político en el período más difícil de su partido, el Partido Popular Democrático. Rafael Hernández Colón escribe unas memorias con sencillez, marcadas por signos de honestidad. Son las historias de un hombre y de una época con los protagonistas y antagonistas que construyeron el Puerto Rico de esa época. Esta búsqueda de la verdad obliga al memorialista a hacer continua referencia a los textos, memorias, artículos periodísticos, anécdotas y documentos públicos y privados de los anos entre 1964 y 1972, que fueron,como hemos dicho, los más difíciles del Partido Popular Democrático.
La lectura de Vientos de Cambo nos permite asistir al nacimiento de un líder en los momentos en que Luis Muño Marín decide dejar el liderato y sustituirlo por el de Roberto Sánchez Vilella. Son los momentos cuando ocurre la gran división en el seno del PPD, cisma que produce el n nacimiento del Partido del Pueblo y la posterior derrota del PPD en el 1968. Vemos en ese período como RHC se va desarrollando como líder, asumiendo roles cada vez más protagónicos en la actividad política y gubernamental.
Una característica de estas memorias es el intento de fidelidad a la narración de los acontecimientos y eventos. De ahí que el memorialista cite continuamente y con profusión documentos de la época. Esa intencionalidad de fidelidad a los hechos es uno de los valores del libro. Hernández Colón ilustra el camino, a veces difícil y tortuoso del status político de Puerto Rico reafirmando que como puertorriqueño su preocupación funamenbtal ha sido la cuestión del status (p. 21).
La travesía política de los años que van de 1964 a 1972 fue una difícil que contribuyó a la formación política del ex gobernador. Esto tiene especial importancia en el cuatrienio de 1968 a 1971, cuando luego de la división del PPD, Hernández Colón es electo presidente del Senado de Puerto Rico y se enfrenta a la difícil tarea de darle sentido de cogobierno a un país gobernado por el recién creado Partido Nuevo Progresista. Como Presidente del Senado y como principal dirigente de la oposición RHC tuvo que establecer políticas de colaboración o co gobierno a la vez que representar la oposición política. Rafael Hernández Colón transitó ese período con mucha sabiduría, a pesar de su juventud. Tal vez su elocuente pragmatismo y su fe, permitieron que se aprobaran por el Senado de Puerto Rico, a pesar de los continuos conflictos, la legislación de carácter social que presentó el Gobernador Ferré. Medidas relacionadas con el ambiente (la Junta de Calidad Ambiental,, el Departamento de Recursos Naturales, la protección de las Artes el Centro de Bellas Artes, fueron producto del consenso que auspició la minoría del PPD desde el Senado, bajo la Presidencia de Hernández Colón.
Hernández Colón se proyecta en sus memorias como un líder pragmático, en las huellas de su maestro don Luis Muñoz Marín. Sus actos políticos desde la presidencia del Senado y líder de la oposición política no le impiden caminar hacia un difícil consenso con el gobierno de Ferré en lo que llama “el descargue responsable de las obligaciones del Senado”. Hernández Colón expone como uno de los logros de lo que llama el cogobierno, el hecho de que el hecho de que el Senado aprobara el 92.5 por ciento de las medidas dirigidas al funcionamiento del gobierno, incluyendo todos sus presupuestos así como el 94 por ciento de los nombramientos envidos por Luis A. Ferré. Esto dice contrastaba con la aprobación en la Cámara de Representantes de sólo 33 por ciento de las medidas del Senado.
Otra faceta que brilla en las memorias de Hernández Colón es su faceta de dirigente político partidista. La campaña del PPD que precedió a las elecciones de 1972 fue una joya de estrategia política. El sentido común, la sabiduría, la fe y el reclutamiento de mentes brillantes para implementar una campaña política en todas sus dimensiones tal vez no se hayan repetido en el PPD. La campaña que llevó a Hernández Colón fue una verdadera cruzada donde el PPD se enfrentó a un gobierno que por vez primera incursionó en las llamadas campañas negativas y en el uso intensivo de la radio y televisión como instrumentos de campaña. La respuesta dada por el PPD y sus estrategas a la campaña de 1972 tiene rasgos de creatividad que podrían servir de manual a algunos estrategas de la Pava hoy día. Así lo asegura Hernández Colón cuando dice que “de mis cinco campañas para la gobernación, la del 72 fue la mejuor. En ella se utilizaron con mucha efectividad, todos los métodos tradicionales de hacer campañas políticas” a la vez de utilizarse los nuevos métodos como las encuestas políticas para elaborar la estrategia de medios, el uso intenso de la televisión, la película documental y la asesoría de profesionales de campaña”. (Pág. 397)

Vientos de cambio es un libro fundamental para conocer la historia política de un período de nuestra historia que se caracterizó por la pérdida de la hegemonía del PPD y la consecuente entrada a un período de nuestra historia de la alternancia bipartidista. El período marca también, y así lo documenta Hernández Colón, la entrada de nuevas técnicas de realizar campañas políticas en base de encuestas, y otros instrumentos para tomar el pulso a la realidad del país. Es también el período donde la radio y la televisión sustituyen a los periódicos como portadores de nuevas formas de propaganda, incluyendo los anuncios de tipo negativo, que hoy, a la altura de la presente campaña electoral son cosa habitual. Hernández Colón narra varios episodios en los que fue víctima de ese tipo de campaña y de anuncios y cómo tuvo que acudir, también a los medios radiales y televisivos para responder a los mismos.
Dejamos al lado en esta breve reseña el candente asunto del status político, la lucha por la salida de la Marina de Guerra de Culebra y el comienzo de la estrecha relación entre la clase política local y los partidos nacionales de los Estados Unidos. Hemos dejando a un lado los comentarios que hace Hernández Colón, aunque sin profundizar o debatir su alcance, del impacto de la dependencia de los programas de bienestar social federales en la política del país.
Uno puede leer un libro por muchas razones: la curiosidad histórica, el personaje, para entender el presente. Esta última razón tiene un gran peso para el lector más joven que pueda desconocer de donde surgieron los vientos que agitan nuestras presentes tempestades políticas. Una lectura de la obra le ayudaría grandemente a comprender muchos eventos del Puerto Rico de comienzos del siglo XXI.
Vientos de Cambio: Memorias de Rafael Hernández Colón ha sido publicado por la Fundación Hernández Colón.


Vientos de Cambio
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres